¡¡¡No quiero ser un triste!!!

¡¡¡No quiero ser un triste!!!

No nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos. Yo siento la pérdida de las otras 6 torres que junto a las de Quart o a las de Serranos servían de puertas de a la antigua ciudad amurallada de Valencia. Lástima que en su día molestaran y se quedaran en pie...