Después de recomendar 10 restaurantes buenos y baratos donde comer o cenar en Valencia, quería completar la oferta gastronómica con los almuerzos. Para estas recomendaciones me he dejado aconsejar y guiar por expertos, y mis amigos de Almorzar en Valencia lo son. El “asmorçaret” es una costumbre muy típica de nuestra tierra, y hay auténticos templos del almuerzo. En los pueblos lo mejor es seguir a eso de las 10 de la mañana a los agricultores, que conocen desde hace años donde se reponen mejor las fuerzas. En la ciudad es más difícil, especialmente si eres forastero, encontrar con facilidad lugares donde comerte un buen bocata a media mañana, y en donde además te sirvan a buen precio “la parte” y a ser posible un buen carajillo. Tanto la “parte” que consiste por norma en un plato de café lleno de “cacau de collaret” y otro platito con algunos encurtidos; como la bebida y el café; a veces están incluidos en el precio, a veces no. Aquí os paso una selección de 10 templos del almuerzo, 10 bares de peregrinación obligada para coger fuerzas de cara a una larga jornada, donde pedirse uno de estos bocatas.

1.- Bar de Rojas Clemente

rojas clemente

Mercado escondido, feo estéticamente y casi olvidado por todos aquellos que no son del Barrio. Este mercado subsiste gracias a que no hay ningún supermercado cerca, y a su famoso Bar. En el Bar Rojas Clemente se almuerza y se remata con postre. Y qué postres! Las torrijas que cada mañana a primera hora hace Enrique son de concurso. Pero dejemos los dulces para el final. La barra del Bar Rojas Clemente es un espectáculo. Además de los citados postres -que por cierto incluyen la tan valenciana coca de llanda-, encontramos múltiples variedades de tortillas, revueltos, embutidos y los clásicos pasteles salados tan característicos del local. El de queso de cabra, tomate confitado y espinacas es menester probarlo. Hay tres tamaños de bocadillo. El pequeño, el mediano y el grande. La diferencia de estos dos últimos es mínima, por lo que vale la pena pedir el grande. El precio no varía. 4,80 almuerzo completo, que incluye los cacaos (muy tostados y sabrosos), las olivas, el bocata, la bebida (refrescos grandes, un detallazo) y el café. Leer más.

Plaza de Rojas Clemente, 0, Valencia.

2.- Bar Alhambra

alhambra

Si tienes ganas, mono, ansía, antojo o deseo de tortilla, el Alhambra es tu sitio. El local es pequeño, por lo que se aconseja paciencia si llegas en ‘hora punta’ de los almuerzos. Encontrar un hueco en su barra, o en la pequeña barra trasera, es una misión complicada, y su agradable terraza, soleada en verano a partir de media mañana, es una de las más demandadas de la zona de Juan Llorens. Cada día, Benito cocina de media unas seis tortillas, de 2 kilos y medio de peso cada una, y todas se agotan durante la mañana. Si vas con tiempo y quieres probar algo diferente a la tortilla, puedes pedir la otra especialidad de la casa, menos conocida y a la sombra del plato estrella: el bocadillo de lomo ‘apaleao’. ¡Espectacular! El precio del bocata entero, la bebida y el café es de 5.50€. Leer más

Calixto III, 8 Valencia.

3.- La Pérgola

pergola

El sabor de lo clásico. No te ofrecen unos bocatas enormes, ni el local es el más moderno que podamos encontrar, pero estamos ante unos bocadillos que pueden estar en el ‘Top 5′ de la ciudad. El Kiosco La Pérgola es un bar-cafetería-bocatería excelente. Si vas a almorzar allí vas a salir satisfecho con total seguridad. El ‘bombón’ es el bocata estrella: con lomo, champiñón, queso y la salsa especial referida. Pero también podemos pedirnos uno solo con champiñón, o con mero, o con hígado, que en La Pérgola se convierte en todo un manjar. Si vas varias veces, no pidas siempre lo mismo, vale la pena ir probándolo todo. No te arrepentirás. Precio del almuerzo: 6 € (bocadillo, bebida y café). Leer más

Paseo de la Alameda, 1. Valencia.

4.- La Pascuala

pascuala

Famoso por su el enorme tamaño de sus bocatas de barra entera, si vas allí a almorzar mejor que no te esperen a comer. Este establecimiento amplio y de techos altos está situado a unos metros de la playa del Cabanyal y tiene el encanto clásico de los inmuebles de la zona. Si no se ha reservado mesa con antelación, al llegar una de las empleadas te apunta en la lista de espera y sólo unos minutos después tienes preparado tu lugar para almorzar. Hasta 15 bocatas especiales distintos se pueden pedir, todos ellos buenísimos, aunque el más solicitado es el ‘Súper’, con carne de caballo, cebolla, bacon, queso y el pan con tomate a la catalana. Excelente. Y así otros 14, con hamburguesa, pechuga, lomo, o blanco, negro y rojo o… Mucha variedad y cantidad. Los cacaos y las aceitunas corren por cuenta de la casa y si pides cerveza -por ejemplo- te sacan un porrón mediano, y a la hora de los cafés, pídete un cremaet. Precio del almuerzo: 6 € (bocadillo entero, bebida, cacaos, aceitunas y café). Leer más

Calle Eugenia Viñes, 177. Valencia.

5.- Bar Avenida

avenida

Sin el glamour de los demás establecimientos, su aspecto engaña. De la cocina, que está a la vista desde la  sala, salen cada mañana tortillas de diferentes modelos (patata, con ajos tiernos, cebolla), calamares, longanizas, pimientos asados… En definitiva, el surtido clásico que no puede faltar en un bar de almuerzos y todo ello acompañado en todo momento por un plato de olivas y otro de cacaos, que los dueños reponen en cuanto se vacían. Si el día es soleado, aunque sea invierno, vale la pena almorzar en la terraza, donde se está muy a gusto pese al tráfico de coches habitual en una arteria principal de la ciudad. Medio almuerzo: 3,50 €, Almuerzo: 4 €. Leer más 

Avenida Baleares, número 31 (esquina con Calle Río Escalona). Valencia.

6.- Central Bar

central bar

Almorzar con estrella Michelín es posible, y además lo puedes hacer en el precioso Mercado Central de Valencia. No esperes almorzar como en cualquier bar, y nos referimos al precio, que se aproxima más al de un menú de mediodía que al de un almuerzo popular. Por ejemplo, su bocadillo ‘estrella’, el Ricard Camarena (Lomo, cebolla, mostaza y queso) vale 5,50 euros, a lo que hay que sumar, como mínimo, el precio de la bebida y del café. Por menos de 8 euros es imposible degustar lo que conocemos como un almuerzo, pero la calidad de los productos y, sobre todo, el entorno donde los consumes compensan su “elevado” precio. Además, es irresistible pedir antes del bocadillo cualquiera de las tapas -frías o calientes- de la amplia carta del bar. Los boquerones marinados con ceviche de fruta de la pasión están de muerte, pero el esgarraet con bacalao o el all-i-pebre de rape son otras dos buenas alternativas también. Leer más

Mercado Central de Valencia.

7.- Café Mercado de Jerusalénjerusalen---barra

Otro bar de mercado, que además si no tiene el producto te lo va a comprar en el momento. Al principio le costó sobrevivir, pero a base de calidad e innovación ha conseguido que el bar se llene a diario, especialmente los martes, día en que debido del mercadillo es difícil encontrar hueco. La clientela habitual está formada por vecinos del barrio, así como trabajadores y clientes del Mercado Jerusalén, donde está ubicada esta cafetería. Entre semana, para almorzar podemos encontrar de todo: bocadillos de sobrasada, tortillas variadas, pechuga, lomo o cualquier otro tipo de carne que nos apetezca, porque aunque Rafa no la tenga, va a la parada de enfrente, en el mismo mercado, y la adquiere para cocinarla al instante. El pan, delicioso. Los sábados varía la oferta y prepara puntillas, calamares o boquerón frito entre otros manjares. Lo más destacado son sus cafés de diseño acompañados con cocas de “llanda”, una delicia. Almuerzo entero: bocadillo, cacaos, aceitunas, bebida (refresco grande) y café 4,50 €. Medio almuerzo 3.50€. Leer Más

Mercado de Jerusalén, Calle La Estrella, 4. Valencia.

8.- La bodeguita de Juancar

bodeguita

No todos los bares están en zonas históricas entre al Arnau de Vilanova y el Mediamarkt de Cortes Valencianas también se hacen buenos almuerzos. En la Bodeguita de Juancar tienes donde elegir: tortillas, calamares, pechuga con cebolla, lomo, magro con pisto y mucho más. Las aceitunas corren por su cuenta. Es un bar pequeño pero con una terraza amplísima, aunque lo que más llama la atención es el trato amable de sus camareros y la rapidez con que te sirven, posiblemente apremiados por la gran cantidad de trabajadores que acuden allí en su escasa media hora del almuerzo. Abierto en 2009 en un barrio en pleno crecimiento, no dudes en visitarlo si estás por la zona. Medio almuerzo (medio bocata, olivas, bebida y café) por 3.5€, almuerzo entero por 4.5€. Leer más

Calle San Clemente, 2. Valencia.

9.- La Piulà

almuerzo piula

Soy un enamorado del bocata de calamares, y en La Piulà lo clavan. Sus bocadillos, de pan artesanal crujiente y recién hecho, están repletos de calamares rebozados hasta el punto de que es difícil cerrar el pan. La mahonesa, opcional, es suave y -para los entendidos- necesaria para redondear un clásico de los entrepanes para el almuerzo. Pero en La Piulà no sólo se sirven bocadillos de calamares. La variedad de su carta de almuerzos es amplia y en ella destaca el ‘ciclista’, con jamón, tortilla y tomate como ingredientes principales. Otro ‘clásico’ de este templo del almuerzo en Valencia es el bocadillo de pechuga, queso roquefort y patatas. Una delicia. Almuerzo 4€, medio almuerzo 3.4€. Leer más

C/ Borriana 45. Valencia

10.- Restaurante Puerta del Mar

Foto 23-12-14 11 12 09Abrió hace 6 años y poco a poco el restaurante Puerta del Mar se ha convertido en epicentro del almuerzo en los alrededores de la Plaza del Ayuntamiento gracias a su extensa variedad de bocadillos, la calidad de los productos, la rapidez en el servicio y, por supuesto, sus precios: 4,40 medio almuerzo y 5,20 completo (bocata, bebida, cacahuetes, una tapa de bravas y café) Destacan sus magíficas bravas que sustituyen a las tradicionales olivas en “la parte”La barra donde los clientes acuden a pedirle a Marcos su bocadillo es un escaparate, un espectáculo para la vista. Es inevitable que se te haga la boca agua mientras decides qué pedir para tu bocata. Las imágenes así lo corroboran. Leer más

C/Trànsits, 4. Valencia.

Gracias a Almorzar en Valencia por las recomendaciones, así como por los textos y fotos tomados de su web. Si queréis acompañar el almuerzo con alguna visita cultural, aquí os recomiendo 10 fantásticos lugares desconocidos de Valencia.

Y si queréis leer más sobre gastronomía, costumbres y humor en valenciano puedes reservar el libro “De Categoria