fallas crema

Estos días Valencia está azotada por una enfermedad de la que nadie habla, el desdeñado y comúnmente omitido por los médicos síndrome postfallas. Este mal de efectos prolongados ataca a toda la población que ha visitado o permanecido en Valencia durante las fiestas josefinas ¿No te lo crees? repasa los síntomas y veras como tú también sufres esta aciaga dolencia.

Usted sufre del síndrome postfallas si presenta alguno de estos síntomas:

churros fallas

-Sólo de pensar en comer churros se le revuelve el estómago.

-De repente descubre que está caminando por el centro de la calle como si no hubiera coches y casi le atropellan.

-Insomnio o sueño discontinuo a causa del extremo silencio.

-Mira poco antes de las dos del mediodía el reloj inconsciente, es un acto reflejo consecuencia directa de este síndrome.

-Ha silbado (o tatareado) algún pasodoble en las últimas horas.

-Su ciudad le parece anodina y falta de color, olor y sonido.

-Siente la necesidad de quedarse en casa y ver una película en vez de salir de fiesta.

-Su olfato se ha agudizado hasta el punto de distinguir un ligero olor a quemado en las prendas vestidas durante la noche del 19.

-De repente su rutina le parece trivial e insustancial y no se acostumbra a sus horarios habituales.

-Aparca con miedo a que el coche no esté cuando vuelva por algún motivo aleatorio.

-Ha de mirar el teléfono o el reloj varias veces para saber que día de la semana es, cuando hace unas semanas conocía el calendario al dedillo.

Si usted sufre alguno de estos síntomas, no se preocupe, el síndrome tiene remedio:

forro polar

-Alce la vista para observar las luces que todavía no se han retirado.

-Vuelva a tomar paella “pasada” para cenar, eso sí, indispensable regarla con sangría de tetrabrick o vino muy peleón.

-Repase las fotos de los primeros premios de cada categoría en www.fallas.com con algún amigo al que le guste criticarlo todo.

-Póngase un poupurrí de la orquesta Montecarlo en youtube de buena mañana, y otro antes de dormir. A ser posible que incluya temas como “Bomba”, “Mayonesa” y “Una noche loca”.

-Desayune unos buñuelos de calabaza de verdad, de los que se venden todo el año, pero evite el chocolate (le puede recordar a cuando lo mezcló en su estómago con el whisky del último cubata).

-Vista con su blusón o forro polar para ir por casa o incluso si lo considera necesario, escóndalo debajo de la chaqueta para salir a la calle.

-Compre una clavel (la planta entera) y riéguelo con mimo.

-Sustituya sus servilletas por pañuelos falleros (use los malos, esos de publicidad que acumula en los cajones)

paellas fallas

Si no mejora con estos consejos, necesita planear un visita urgente a la Semana Santa andaluza y montar alguna carpa en el jardín. (si no tiene jardín servirá una tienda de campaña en el salón)

Y recuerde es un mal estacional, se va con el paso de los meses y la cercanía de las próximas fallas. 

Si te ha gustado este artículo, lo puedes leer junto con muchos otros en DE CATEGORIA, libro ya en venta!