Hoy os propongo 5 planes gastro-culturales sin salir de la Comunitat Valenciana. Escapadas a ciudades con encanto y buen con patrimonio cultural, que se pueden y deben aunar con visitas a restaurantes dignos por si mismos de una excursión.

Morella

 

Hablar de Morella es nombrar uno de los pueblos más bonitos de España. Ciudad amurallada que corona un imponente castillo, mantiene una uniformidad arquitectónica más propia de Italia o Francia que de la Comunitat Valenciana. La recomendada visita a sus monumentos y a sus calles se debe completar con una comida de productos locales cocinados como se ha hecho toda la vida. Frente al castillo puedes visitar el Marqués de Cruilles, un pequeño restaurante con encanto que venera la cocina tradicional morellana, a precios muy ajustados (menú desde 12€). Empieza con un vermut y sigue con sus croquetas, patés, sus deliciosos escabeches y las fabulosas carnes, está todo exquisito. Si pillas a Pere trabajando en el restaurante (también tienen fábrica de productos morellanos) su trato te hará sentirte como en casa. Además si apareces  por el lugar en época de rovellons, trufas o de alcachofas, disfrutarás con creaciones clásicas de sus productos de temporada.  Y no te vayas de allí sin catar la que probablemente sea la mejor cuajada del mundo, realizada con cuajo natural de alcachofa y con leche de los masets de montaña ecológicos de la zona, una barbaridad.

morella definitivo

Gandía

 

Si nos alejamos de la playa de Gandía “shore” y nos damos un paseo por el centro histórico, veremos que Gandía es una ciudad con muchos atractivos culturales. El Palau Ducal dels Borja merece ya una visita, y los edificios cercanos como el Ayuntamiento, la Colegiata, o la Antigua Universidad son pequeñas joyas. Se puede incluso visitar el torreón del pino en un segmento de muralla conservada, y muy recomendable es la visita al Museu de les Clarises, con pinturas de primer nivel. Frente al Palacio además encontramos un restaurante, Vins i Més, al que volverás en cada visita a la capital de la Safor. Detrás de una carta bastante clásica donde encontramos huevos rotos con jamón, ensaladas templadas, croquetas de bacalao o un exquisito tartar de atún: se encuentra un gusto delicado a la hora de reinterpretar estas preparaciones clásicas. Pescados (tataki de atún espectacular) y carnes (yo comí chuletón en su punto) cocinados con mucho criterio, bien emplatados y con la posibilidad de realizar un maridaje concienzudo con caldos de su espectacular carta de vinos. Pero deja sitio para sus inolvidables postres: la torrija estaba deliciosa, pero reconozco que la tarta de queso (pensada al revés, parecida a una tatín) me hizo soltar una lagrimita. No se lo pierdan.

gandia definitivo

Dénia

 

Ciudad importante desde época romana, mantiene su encanto de pueblo marinero actualizado con las aportaciones de los muchos habitantes europeos que se han asentado en la ciudad. Dénia posee el atractivo natural de sus playas, y el parque natural del Montgó; y el cultural de su castillo, sus barrios históricos y otros monumentos como la Torre del Gerro o les Drassanes. Si tienes piernas camina por el sendero hasta la Cova Tallada, y si tienes apetito ves al Baret de Miquel. Es una experiencia gastronómica de primer nivel a precio de un bar-restaurante estándar, un restaurante inolvidable. Ya realicé mi reseña de la visita al “baret”, y como los próximos 4 meses lo tienen todo reservado, os recomiendo que llaméis con tiempo, o que os desplacéis hacia el interior y visitéis “Un Cuiner a l’Escoleta” en Sagra. Allí se va por la comida, no por la decoración del bar de la escuela, pero sólo por la comida merece la pena el viaje. Productos muy frescos, buena relación calidad precio, postres magníficos y gran selección de vinos. Yo todavía recuerdo el pulpo y el cordero que me comí allí el día de mi cumpleaños, deliciosos. Los platos van cambiando cada día, y a la hora de comer siempre está la opción de saborear arroces llenos de matices. Si vas con niños, se divertirán de lo lindo en su jardín.

denia definitivo

Calles

 

Si visitas la Serranía en época estival, probablemente te interese bañarte en los ríos Tuéjar y Turia, y recorrer algún sendero de montaña. Pero además puedes visitar el imponente Acueducto de Peña Cortada, y si no sufres vértigo, recorrerlo y disfrutar de sus túneles y un incomparable paraje natural. En la vecina Chelva se encuentra un interesante museo arqueológico y se puede recorrer el centro histórico con sus barrios judío y morisco; y Tuéjar cuenta con pinturas rupestres. Pero lo más sorprendente es que en medio de la comarca de los Serranos, en Calles, nos encontremos un restaurante La Aldeade cocina de autor. Magnífico lugar para reponer fuerzas y degustar por ejemplo su deliciosa Anchoa sobre coca y membrillo de esgarraet, las verduras en tempura, el pulpo al falso carbón y rematar con alguna carne bien cocinada o un arroz de montaña. Los postres sin pretensiones, entre los que destaca la leche horneada. Precio asequible y un magnífico intento de acercar la cocina de vanguardia a zonas donde no es tan común.

calles definitiva

Sagunto

 

Sagunto es mundialmente conocido por su teatro romano, y por las ballatas que allí se libraron entre romanos y cartagineses. Su castillo y su teatro son (restauraciones aparte) unas joyas dignas de visitar, que se mezclan en el centro histórico con bonitos rincones que forman ermitas, murallas, torres y pórticos. Si te interesa el patrimonio industrial también puedes visitar el Puerto de Sagunto. Mi objetivo, tras leer ávidamente a Santiago Posteguillo, era catar la cocina romana, y en Sagunto lo conseguí ¿Qué mejor que comer Garum después de visitar restos del antiguo imperio romano? En La Taberna de la Serp, puedes comer las típicas pataquetes saguntinas, pericana alcoyana o figatells de la marina, pero también Garum y otras especialidades de la cocina romana que te sorprenderán positivamente. Es tal vez el lugar menos pretencioso de los que he nombrado y el más barato (entre 10 y 15 euros sin cortarse un pelo al pedir). Sorprendente la calidad-precio de un taberna, con sus cervezas artesanas, que se encuentra a escasos pasos del teatro romano. sagunto definitivoPróximamente añadiré nuevos lugares, por lo que se aceptan recomendaciones gastro-culturales. Y como siempre os agradezco enormemente la difusión de mis artículos desinteresados, así como vuestros comentarios y sugerencias.