Valencia is diferent. Hay cosas que sólo pasan aquí, y para que no se asusten los turistas, nuevos vecinos y visitantes ocasionales: he creado este particular «Valencia for Dummies» que viene a ser una «Guía de Valencia para novatos» o principiantes.

1.- En Valencia hay un río que no lleva agua, lleva runners. El cauce (que estaba seco) se desvió porque una gran inundación (la gran riuà) mató a 81 persona en octubre de 1957. Así que montaron un parque en el antiguo cauce del río Turia, al que poco a poco le han añadido edificaciones como las Pistas de Atletismo, el Palau de la Música, el Bioparc, el Gulliver y la famosa Ciudad de las Artes y las Ciencias. Puedes hacer el paseo desde la cabecera (Parc de Capçelera) a la desembocadura (L’Oceanogràfic) a pie, en bici o como todo el mundo, corriendo. Se pueden ver atascos de runners en hora punta ¡Jurao!

runners

2.- Valencia está a medio hacer, el día que la acabemos vais a flipar. Ninguna ciudad de este tamaño tiene locales comerciales cerrados junto a la plaza del ayuntamiento, decenas de enormes solares vacíos en todo el centro histórico, un estadio de fútbol a medio construir, una ópera de 500 millones que hay que volver a chapar, bajos tapiados delante de la Lonja… En los barrios del Carmen y Ruzafa aún se han llevado a cabo rehabilitaciones, pero si visitamos la zona marítima entonces cualquier persona de fuera puede pensar que Valencia se cae a trozos, cuando en verdad lo que pasa es que estamos todavía en proceso de construcción, insensatos.

solares

3.- Para entender el mapa de valencia piensa en un vaso de vino tapado con una loncha de jamón (como obligaba Alfonso XIII). La loncha de jamón es el río y el vaso ancho, tipo Martini, la ciudad histórica. El cristal interior lo componen las avenidas Fdo el Católico (un tramo Ramón y Cajal) y Marqués de Dos Aguas (un tramo Germanías), que forman una enorme V. Esa V está dentro de otra V aún mayor que forman Peris y Valero y Pérez Galdós (Giorgeta un tramo). Esa copa gigante a la que le han puesto una locha de jamón encima (el río) en forma de tapa es Valencia. Y como es una copa, vista desde arriba es redonda, ese círculo recorre la antigua ciudad amurallada en lo que se conoce como el centro histórico, o el trayecto del bus nº 5. Para lo único que puede interesarte cruzar el río o salir de esa copa es para ir a Mestalla, Benimaclet, el Cabañal o la Rambleta (ahora es cuando los vecinos de Patraix, Ciudad Fallera, Orriols o Montelivete se enfadan, miran por la ventana, y entonces se resignan y me dan la razón).

mapa valencia

4.- En Valencia hay playa, a la que los valencianos no vamos. Siempre hay algún despistado que vive cerca o que no tiene medio de transporte que acude a enseñar sus abdominales o a hacer deporte a las playas urbanas, pero la gente de aquí prefiere ir a bañarse a las playas del norte: Pobla de Farnals, el Puig, o Port Saplaya; o a las del sur: Saler, Pinedo, Dehesa, Perellonet… antes que a las del centro de la ciudad. Yo soy de las del sur.

playa_de_la_malvarrosa_valencia1

5.- Comer paella en Valencia capital, es un riesgo. Si no sabes donde ir a comer paella, es probable que te metas en algún restaurante del centro con la paella cocinada desde buena mañana en la puerta a modo de reclamo. ERROR. En Valencia capital hay muchos bares que hacen pseu-paella para turistas; otros negocios que se los han quedado asiáticos y el arroz de la paella parece tres delicias; y otros (en la playa) donde te cobran el arroz como si fueran diamantes. Claro que hay sitios buenos para comer paella sin morir en el intento, Canela, Ca Duart, L’Alqueria del Pou, Rausell y Yuso por ejemplo. Pero si no quieres fallar, mejor trasládate al Palmar.

paella mala

6.- Los valencianos cuando llueve somos como los Gremlins. Ya escribí sobre el tema, pero resumiendo, cuando llueve en Valencia la ciudad se convierte en un caos, atascos monumentales, señoras con bolsas verdes en la cabeza, miles de persona agazapadas en sus casas por temor a mojarse. Así que no te extrañe si tras caer cuatro gotas la ciudad te recuerda a Jumanji.

lluvia 3

7.- En Valencia los puestos ambulantes no venden perritos, venden horchata. Y mucha gente la ha probado, pero la gran mayoría de los extranjeros que nos visitan no tienen ni idea de qué es la horchata. Tras muchos intentos en varios idiomas mi definición más aproximada es: «Como una leche fresquita de almendras azucarada, pero elaborada a partir de un tubérculo (tipo cacahuete) que plantamos en los alrededores de la ciudad». Lo del fartón es más sencillo: «Un bollo largo y seco que se bebe él sólo la mitad de la horchata».

orxaat

8.-En Valencia cualquier excusa es buena para tirar petardos. Todas las BBC (bautizos, bodas y comuniones) estarán amenizadas por material pirotécnico, eso se da por descontado. Las fiestas locales, patronales, regionales e incluso las fiestas de cada barrio, también. Pero aparte de Fallas, Fogueres y Magdalena cualquier noche de verano, aleatoriamente, si miramos al cielo desde un lugar despejado el tiempo suficiente, veremos un castillo de fuegos artificiales iluminar la noche ¿Por qué? Cualquier motivo es bueno, no le des vueltas y disfrútalo.

castillos-fallas-2013

9.-Aquí los cafés se piden de a nuestra manera. El cortado, el sólo, el americano o el café con leche más o menos son iguales en todas partes, pero en Valencia un café con hielos es «un café del tiempo» ¿qué tiempo? el de tomar café, obvio. Un bombón no es un bocado de chocolate, que también, sino que es un café con leche condensada. Y el carajillo se hace (quien lo hace bien) quemando el brandy, si lo quieres sin quemar pides un café «Tocado», como en hundir la flota. bombon

10.-En Valencia las gafas de sol son necesarias hasta para ir por casa. La luz de Valencia es famosa y apreciada por propios y extraños, pero te obliga a llevar gafas de sol hasta en invierno. Una luz que te engaña, porque sales con poca ropa y cuando se va la luz, zasca, llega el frío. Aquí en Valencia no hace frío, refresca, pero hay días de invierno que refresca «de valent». Son 4 días, y siempre aparece el frío una vez se ha ido la cegadora y maravillosa luz de nuestra Valencia.

Estas son algunas particularidades de nuestra ciudad, los valencianos tenemos también las nuestras, si se os ocurre alguna más no dudéis en comentar.

Y si os ha gustado compartid ¡Qué es gratis!