me-llamo-earl1.-Me llamo Earl.

Para quien ha vivido en EE.UU. y ha estado además durmiendo en una casa móvil, ver Me Llamo Earl es revivir lo que un servidor ha experimentado en sus propias carnes. Las aventuras de Earl son tan inverosímiles como factibles en el submundo de la américa profunda. Todos los actores están de 10 en sus respectivos papeles, y por increíble que parezca, estas cosas pasan en Estados Unidos, lo difícil es contarlo con el humor y la gracia que tiene esta serie.

2.-Friends.

Se ha hablado tanto de esta serie que es imposible hacer una crítica nueva. Se dio con la tecla de manera tal, que revoluciono las “sitcoms” como las conocíamos hasta el momento. Ha marcado tendencia, ha marcado estilo e hizo que cada uno se sintiera identificado con cada uno de los 6 miembros del casting.

3.-HIMYM (How I Met Your Mother, o Cómo conocí a vuestra madre).

Dicen que es la mejor seguidora de Friends. La premisa de partida con Ted Mosby contando las aventuras que le llevaron a conocer a la futura madre de sus hijos ha sido un éxito. Gran parte del éxito es el casting, de nuevo enorme con actores de primer nivel haciendo reír casi sin intentarlo. Una reflexión: “Todos los hombres quieren ser como Barney, piensan que son como Ted, y en realidad son como Marshall”.

4.-Big Bang Theory.

Hacer que la ciencia sea divertida es difícil, pero de nuevo un genial casting hace que sea lo más normal del mundo. Mención aparte para Sheldon Cooper, el protagonista de la historia interpretado por un excelso Jim Parsons, es sin duda uno de los mejores personajes de la historia de la televisión.

5.-The Simpsons.

El clásico entre los clásicos. En las primeras “promos” decían que eran dibujos para mayores, y las primeras críticas consideraban que no eran ni para unos ni para otros. Pues esas promos tenían razón, es el principio de la edad madura de la animación donde los dibujos se ven en familia y no son sólo para los más pequeños. Gracias al éxito de la familia de Springfield surgieron otras geniales comedias como: Futurama , South Park, Padre de Familia, Padre made in USA… (están por orden de preferencia)

6.-Sexo en Nueva York (Sex in the city).

Hay un bus turístico en Nueva York que te lleva a los emplazamientos donde se rodaban las escenas de la serie. Con eso se puede hace uno la idea de la gran repercusión que tuvo Carrie Bradshaw en las vidas de tantas y tantas mujeres (y algunos hombres) que se volvieron adictos a la serie. El amor, la amistad y el sexo son temas universales, si a eso le añades moda, glamour, fiestas y gente guapa, se convierte en un éxito asegurado.

7.-El Séquito

Las aventuras y desventuras de los amigotes de Vincent Chase son de lo más entretenido que se ha hecho en televisión. La serie es un cocktail de toda la bisoñez de los niños ricos de Hollywood aliñado con toda la socarronería de los representantes y buitres que les secundan. Una oda a la amistad y al buen rollo basada en la historia de su productor, Mark Wahlberg.

8.-Girls

Es una bocanada de aire fresco. Las nuevas generaciones, las que van a festivales de música indie, se van a vivir a una casa compartida y tienen sexo ocasional con desconocidos no tenían una serie que les identificara. Este es el Sexo en Nueva York de los neoyorquinos veinteañeros de verdad. La protagonista Hannah Horvath (Lena Dunham), es tan desagradable en sus maneras y atuendos, como genial en sus comentarios e interpretaciones.

9.-Muchachada Nui

El humor patrio cae muchas veces en el simplismo y la escatología, y aunque se han hecho buenas comedias como Canguros, Los Serrano o Siete Vidas, la única que ha aportado algo nuevo al género es Muchachada Nui. Joaquín Reyes y su séquito consiguieron llegar a un público que usa las nuevas tecnologías en el día a día. Sus “Celebrities” es de lo mejor que se ha hecho nunca en España.

10.-New Girl

Al final me he decidido por Zooey Deschanel y su candidez como última de la selecta lista. Aunque ahora los capítulos están siendo un poco pastelones, la serie tiene momentos geniales. La otra candidata era Dos Hombres y Medio por las muchas horas de risas que me ha patrocinado Charlie Sheen, pero Asthon Kutcher… ME SECA.