catalanes

 

No sabía que los valencianos y catalanes atufábamos a periferia pero PlayGround así lo cree en un artículo sobre palabras en desuso, que empezaba muy bien, pero que en el punto 3 dice esto:

Tronco

«Para referirse al prójimo de manera amistosa siempre se ha usado la expresión ‘tronco’ o ‘tronca’, hasta que llegaron los policías del buen gusto y empezaron a sustituir la palabra por alocuciones menos poderosas como ‘nen’, ‘nano’ y ‘tito’, que no sólo atufan a periferia catalano-valenciana, sino que se vinculan de tal manera con personajes tipo Rafa Mora o Buenafuente que mejor desterrar de nuestro lenguaje».

Lo de «tronco» a mi siempre me ha sonado muy madrileño, pero no creo que los modismos madrileños atufen a centralismo. Tampoco creo que se pueda comparar a Rafa Mora con Buenafuente, ya que no son comparables, como tampoco lo son Torrente y Ana Botella, o Ramoncín y Arévalo.

Continuamente tengo la sensación de que en Madrid se vive de espaldas al resto de España «siempre se ha usado Tronco»… pues resulta que se habrá usado en Madrid, pero en Andalucia se usa «Quillo» o «Pisha», en Valencia «Tete» o «Nano», en Galicia dicen «Meu», en Murcia «Acho», en muchas partes de España «Tío» o «Primo», en Cantabria y Asturias «Neno», en Canarias «Chacho» o «Muyayo», en Aragón he escuchado eso de «Co» que supongo viene de compadre, así como «Compae» en Granada. Y mucha gente usa otros diferentes, como «Socio», «Hermano», «Brother o Bro», «Macho», «Jefe», «Loco», «Pavo», «Salao», «Majo»…

Entiendo la naturaleza del artículo, que aspira a ser gracioso, pero hay una raya que no hay que pasar, la del insulto, y eso de atufar me suena a un insulto velado de los grandes, rezuma xenofobia. Según la RAE atufar significa:

1. tr. Trastornar o aturdir con el tufo (‖ hedor)

Así que al «artista» (otra manera de decir tronco) que ha escrito el artículo, le trastorna o le aturde el tufo o hedor que desprenden los modismos periféricos, y más especialmente los que suenan a Catalán o valenciano. Supongo que cuando lea en la prensa de papel a algún chuleta forastero escribir en castellano, se le cortará la digestión. Pues que sepa que papel, prensa, chuleta y forastero son palabras de origen catalán. Al igual que las más previsibles capicúa, sobrasada, turrón, fideuà o manjar; o algunas imprevisibles como mercería, orgullo, naipe, nácar, picaporte, retrete, semblante, trébol, filete, avería, dátil o añorar. Y así varios centenares de palabras que de la convivencia entre vecinos han acabado siendo adoptadas por el castellano. Y aún deberían ser más, porque yo no tengo manera de expresar en castellano conceptos como «poalà», «coentor», «fartà», «merder» o «seny».

En el deporte los equipos y deportistas de provincias estamos en segundo plano, como dijo en su día Valdano equipos como el Valencia son «animadores de la liga», y el espacio en medios nacionales para equipos como Elche o Levante es irrisorio. En política pasa lo mismo, en cultura, en sociedad, incluso en la predicción del tiempo no tenemos ni nombre propio, somos una simple referencia del tipo «día soleado en el Levante español». Esa frase en si misma es cruel, somos el levante de Madrid, pero el poniente de las Baleares, el sur de Cataluña y el norte del Murcia… pero para algunos somos la playa de Madrid.

Menos mal que no todo el mundo piensa igual, y que en este país de tantos contrastes hay personas que respetan las diferencias de cada pueblo y su acerbo cultural. No es el caso del señor Javier Blánquez, que hoy ha tenido el honor de insultarme, que no ofenderme, ya que ofende quien puede no quien quiere. Aquí tenéis el artículo entero, que leyendo los comentarios ha indignado a mucha gente que se ha sentido insultada, a otros les ha parecido gracioso. A mi personalmente pretencioso, ofensivo y evitable. Pero les dejo el enlace para que juzguen ustedes:

 http://www.playgroundmag.net/musica/noticias-musica/historias/7-palabras-en-desuso-que-habria-que-recuperar-en-nuestras-conversaciones-diarias