Mamá me estoy dejando las drogas… déjatelas tu también.

azucar añadidoIntenta pedir en un bar/restaurante una bebida que no tenga alcohol ni azúcares añadidos… sólo te viene a la cabeza el agua y la puedes beber del grifo. Ahora pensarás que el azúcar y el alcohol no son drogas, al menos drogas ilegales, pero son sustancias muy peligrosas para la salud. El alcohol y el azúcar causan millones de muertes, muchas más que la cocaína, la heroína, el cannabis, y las drogas sintéticas juntas. Se calcula que el alcohol es causante 6-7% de las muertes a nivel mundial (influye en 200 tipos de enfermedades), mientras que el resto de las drogas juntas (sin contar el tabaco) no llega al 1%. El azúcar y sus derivados como las fructosa, dextrosa o lactosa, tienen hasta 76 efectos perjudiciales para la salud, y están detrás de muchas enfermedades como la diabetes, el cáncer o el parkinson.

america

Recientemente he leído un artículo de una familia que dejó de tomar azúcar durante un año, y de como se notaron mucho más sanos, no enfermaron (el azúcar debilita el sistema inmunológico) y tenían mucha más energía en su día a día. Aún así estamos en un país que consume bastante menos azúcar que México o Estados Unidos, que han visto como el consumo medio de 90 kilos por persona al año de azúcar les produce una serie de gastos sanitarios tales, que están empezando a regularlo.consumo-alcohol-mundo

Respecto al Alcohol, en España se bebe mucho, el doble que en la media mundial y más que en la media europea. Y aunque con la legislación sobre alcohol y conducción ha bajado un poco el consumo, el nuestro sigue siendo de los países del mundo dónde más se bebe. La OMS considera que al menos aquí se bebe bien, es decir un poco cada día, y no (normalmente) con el fin único de la borrachera, sino para acompañar a las comidas o con finalidad social. En cambio en países como Rusia, Ucrania o el Reino Unido se bebe hasta desfallecer, sin mesura ni control, y esas borracheras son las que resultan más peligrosas. Muchos de nosotros diremos que no somos alcohólicos y que no lo necesitamos, a pesar de ello no prescindimos de bebernos una cervecita, un gintónic, o una copita de vino de vez en cuando. La OMS asegura que el 31% de españoles son abstemios (no le lo creo), en mi rango de edad sólo conozco a tres personas que no beban (y 2 son franceses), y conozco a cientos de personas que si que consumen alcohol de manera como mínimo ocasional.daños drogas

Si hiciéramos una prueba e intentáramos quitarnos el hábito del alcohol nos resultaría muy difícil (yo llevo 15 días). Intentémoslo salgamos de fiesta con nuestros amigos, acudamos a bodas, conciertos, discotecas, terracitas de verano, chiringuitos, barbacoas y bebamos sólo bebidas sin alcohol… suena a misión imposible, y estoy seguro de que el 80% de mis amigos se rendirían antes de una semana. Pero si aún así lo lográramos entonces estaremos sustituyendo el alcohol por el azúcar ¡algo hay que beber!, y en los refrescos, zumos, granizados, horchata o incluso en la tónica o el mosto, el azúcar destaca por su presencia masiva.

No se puede dejar el alcohol sin entregarse al azúcar.

Tras leer sobre los peligros del alcohol y el azúcar poco a poco e ido concienciándome, y desde hace semanas he empezado a cambiar mis hábitos y pare ello el inicio ha consistido en tomar el té sin azúcar ni miel, beber cerveza sin alcohol o e intentar evitar los refrescos azucarados, pero no es fácil. Así que mi inventiva me lleva a tomar agua de sabores (le pongo Teisserie de fresa, frutas del bosque o menta al agua) o los nuevos refrescos de Vichy Catalán, que sin azúcares añadidos y con agua de Vichy están muy ricos. Pero son productos que no se encuentran fácilmente, parece que hay un complot a nivel mundial para que consumamos azúcares sin parar, os sorprendería conocer la cantidad de productos a los que les añaden azúcares, desde las carnes manufacturadas (hamburguesas y embutidos), hasta la mayonesa, pasando por los cereales. Así que hoy por hoy dejar «totalmente» el azúcar resulta harto complicado.refrescos

Y con el alcohol pasa tanto de lo mismo, en España parece que asociamos la fiesta con beber, no hay alternativas de fiesta nocturna que no impliquen el consumo de alcohol. Desde hace años soy víctima y parte del sistema, y he salido y he bebido como cualquier español medio, pero me doy cada vez más cuenta de que hacen falta alternativas, no sé si fiestas de disfraces, campeonatos de voley playa, o concursos de trivial, pero algo hay que hacer para cambiar el modelo de «fiesta alcohólica», además de por la salud de jóvenes y no tan jóvenes, por nuestra propia madurez como sociedad. Somos una sociedad alcohólica, yo mismo recuerdo en una boda insistir a un amigo para que se tomara «aunque sea una copa de Champagne, que es del bueno», y el pobre amigo pasarse toda la boda dando explicaciones a tooooodo el mundo de porqué ya no bebía. Hoy mismo hay una oferta en el Radio City de cubata 4€, pinta de cerveza 2€  y en cambio la cerveza sin alcohol 3.5€, una locura. Porque otra cosa hemos de tener clara, los productos sanos son más caros, simplemente por eliminar el azúcar o el alcohol ya cuestan más.

alcohol

Sociedad Alcoholizada: Si una mujer no bebe automáticamente pensamos que está embarazada, en las series de moda como New Girl o Cómo Conocí a Vuestra Madre hacen constantemente apología del alcohol, si hasta llamamos a la bebida por su nombre de pila: «Un Barceló con Coca-Cola», «Un gintónic de Tanqueray». Yo de momento me estoy quitando, y sé que volveré a degustar y disfrutar con los terciarios de un buen Rioja, y volveré a hacer degustaciones de cervezas del mundo, pero quiero cambiar poco a poco mis hábitos respecto a las bebidas con el fin de encontrarme más sano y con más energía. Espero no haberos asustado mucho y contribuir a que entre todos reflexionemos sobre lo que consumimos.