Tras recomendar 10 geniales comedias para ver en casa, hoy recomiendo 10 comedias clásicas, 10 peliculones que no pasan de moda y hacen reír generación tras generación.

Golfus de Roma – A Funny Thing Happened on the Way to the Forum 1966

Comedia de enredos ambientada en la antigua Roma: “Cuando un astuto esclavo, mentiroso, perezoso, ocurrente y tramposo descubre que el hijo de su amo está enamorado de una joven virgen, le ofrece su ayuda para conquistarla si a cambio le condede la libertad”. Y a partir de ahí pasa de todo. Es una película infravalorada en la que Phil Silvers está en su mejor momento y Buster Keaton hace alguna aparición estelar, además su Comedy Tonight se ha convertido en canción universal. Un clásico que me descubrió Tracy Samantha Lord Saidin (que aún no ha conseguido que vea Arsénico por Compasión) y que se ha convertido para mi en una referencia dentro de las comedias clásicas.

 

 

El milagro de P. Tinto 1998

La comedia tal vez sea el género donde el cine español más ha destacado con títulos como Amanece, que no es poco, Airbag, Primos, El día de la Bestia o El Vaquilla. Pero la aportación española a mi lista es esta comedia surrealista en la que marcianos, tradición, incultura, tecnología y muchos malentendido se unen para que no podamos dejar de reír. Javier Fesser dirige con maestría una película con ritmo, guionizada con una imaginación desbordante y con muchas frases de esas que pasan a la historia como ese: “Joe, peazo invento esto de la Gaseosa”; o la partida de póquer entre extraterrestres: “Negro, negrita, chino, china y chinita… ¡full de negros chinos!” Si no la han visto, olvídense los complejos en casa y disfruten.

 

 

Non ci resta che piangere – “Sólo nos queda llorar” 1985

En Italia también se ha hecho buen humor, particularmente me encanta su manera suave y natural de enfocar la comedia en como en aquel magnífico Mediterráneo de Salvatores; las comedias de VirziOvosodo y Ferie d’Agosto; posteriormente el humor toscano de Pieraccioni I Laureati e il Ciclone; el del trío cómico Aldo, Giovanni & Giàcomo; Santa Maradona de Ponti; y últimamente el humor siciliano de Ficarra e Picone con  por ejemplo Nati Stanchi. Pero me quedo con Non ci resta que piangere. Antes de que Benigni hiciera La Vida es Bella, ya había hecho alguna película notable, y este Sólo nos queda llorar es excelente. Poco conocida fuera de Italia, es una obra maestra del humor de época. Saverio, profesor en una escuela, y Mario, conserje de la misma se pierden en el campo dándose cuenta que han viajado atrás en el tiempo hasta el siglo XV. Allí jugarán a las cartas con Leonardo da Vinci y tratarán de impedir que Cristobal Colón descubra América. Benigni es gracioso por castigo, pero el lamentablemente desparecido Troisi (más conocido por el cartero de Neruda) está excelso. Si pueden encontrarla, descubrirán una joya inolvidable.

 

 

La Vida de Brian – Life of Brian 1979

Perfectamente hubiera podido escoger de la filmografía de los Monty Phyton su soberbia Los Caballeros de la Mesa Cuadrada, otro clasicazo de esos que te hacen acabar con dolor de tripa de tanto reír, pero mi debilidad es La Vida de Brian. De esas películas que no puedes dejar de comentar una y otra vez durante semanas después del visionado. Para empezar la financió George Harrison ya que las productoras habituales se echaron atrás, tubo que hipotecar su casa y su estudio “porque le apetecía ver una película como esa”, se prohibió en Irlanda y Noruega por su carga teológica, algo que aprovechó el marketing. De hecho en Suecia se publicitó con la frase: “Esta película es tan divertida que la han prohibido en Noruega”. Esta ambientada en acontecimientos “paralelos” que transcurren durante la vida de Jesús de Nazaret y es simplemente la obra maestra de unos genios ¿Quién no ha silbado alguna vez el “Always look on the bright side of life“? Una obra maestra de la comedia que gana con los años.

 

 

Atrapado en el Tiempo – El Día de la Marmota – Goundhog Day – Hechizo en el Tiempo 1993

Que Bill Murray hace reír es una realidad, lo hemos visto en Cazafantasmas o en Flores Rotas pero de todas sus películas, tal vez sea en esta donde mejor aprovecha su pose resignada, su pasotismo comedido, y su resignación cansada. El telón de fondo es una tradición estadounidense que aburre, como casi todo, al meteorólogo Bill Murray. Nuestro protagonista se queda atrapado en el tiempo y empieza a vivir diferentes acontecimientos que nos atrapan como espectadores. Una comedia para ver una y otra vez, un tanto moralista, pero inolvidable en su magistral sencillez.

 

 

Intocable – Intouchables 2011

El cine francés ha dado grandes comedias como La cena de los idiotas o Taxi pero Intocable va un paso más allá para convertirse en una película redonda. Cine amable ejecutado con maestría, que no nos provoca grandes carcajadas, pero sí nos mantiene con una sonrisa gran parte de la película. La actuación de François Cluzet es soberbia, consigue hacernos reír, enfadar, y despertar nuestro lado más sensible. Sin duda una película que será considerada un clásico durante muchas generaciones venideras.

 

 

Sopa de Ganso – Duck Soup 1933

El blanco y negro nos trajo comedias maravillosas, Dr Strangelove o el Jovencito Frankenstein son dos de las mejores, pero me quedo sin duda con Sopa de Ganso de los Hermanos Marx, por encima incluso de su magnífica Una Noche en la ópera. Una película demasiado moderna para la época que rompe con los arquetipos de buenos y malos, para concatenar chistes y situaciones absurdas a través de las aventuras de unos personajes extrafalarios. Los Hermanos Marx crean un país imaginario con unos líderes caricaturizados que nuestro imaginario asocia a la Italia de Mussolini, aunque la escena inicial estuviera grabada en Loja, Granada. Un clásico fabuloso de esos que no podemos dejar de revisitar de tanto en cuanto, para recrearnos así con esta obra maestra del humor absurdo.

 

 

El Gran Lebowski 1998

La etiqueta “comedia de culto” se diseñó para esta irreverente cinta de los Hermanos Coen. El elenco de cómicos que participan es simplemente de lujo con Jeff BridgesJohn GoodmanJulianne MooreSteve Buscemi y John Turturro. De hecho el protagonista es tal vez el actor menos habituado a la comedia, pero su personaje de “The Dude” lo ha catapultado a la categoría de mito del nihilismo. Comedia de amigos vagos, desfaenados y aprovechados, con dinero alcohol y mujeres de por medio. Se ha creado una pseudo-religión el “dudaísmo”, a raíz de la película que puso de moda ya famoso cocktail “White Russian” (ruso blanco), una mezcla de licor de café, vodka y leche. La música, el vestuario, la ambientación de bolera, las ideas descabelladas, las actuaciones y la verosimilitud hacen de este film un “must see” (de visionado obligatorio) para todos los cinéfilos. Preparen las palomitas y a pasar un buen rato.

 

 

Aterriza como puedas – ¿Dónde está el piloto? – Airplane! 1980

Esta si que es una comedia del absurdo diseñada para hacer reír, y lo consigue. Fue el papel que catapultó a Leslie Nilsen como cómico de lo absurdo y el género, a partir del éxito de esta película, se explotó hasta la extenuación. Parodia del cine de catástrofes, esta cinta ambientada dentro de un avión es genial para reírse con los amigos en una tarde cualquiera. No es cine pretencioso, es una película de esas que pueden sacar de los nervios a los que se toman en serio el guión, y a la vez puede hacer que acabes con agujetas en la tripa de tanto reír. Un clásico que supuso el boom de la comedia de parodias, y del humor absurdo americano ¡Además aparece Kareem Abdul-Jabbar!

 

 

Resacón en las Vegas – ¿Qué pasó ayer? – The Hangover 2009

Se puede considerar un clásico y es sin duda uno de los mayores éxitos de taquilla de los últimos años. La idea de la despedida no es nueva, la vimos en una simpática Bachelor Party de Tom Hanks, pero aquí se dispara la fiesta al máximo para conseguir un desmadre más digno de adolescentes (como en Proyecto X) que de treintañeros. Un buen guión que sorprende por su frescura, y unas actuaciones magníficas hacen que la película no sea sólo drogas, sexo y alcohol. A pesar de los tópicos de género, la comedia ya se ha convertido en un clásico y nos garantiza tolenadas de risas y buen rollo.

 

 

Si te has quedado con ganas de leer más, puedes comentar y compartir mi selección de las 10 mejores películas bélicas que no son necesariamente películas sobre la guerra.