General

El plagiador maleducado

Cuando escribí «el curioso castellano de los valencianos» no esperaba que el artículo tuviera el éxito que alcanzó. Obviamente a cualquier periodista le gusta que le lean, le compartan y elogien sus palabras. Casi 600.000 personas leyeron el artículo (sólo en mi web, en las copias otros tantos) y a los pocos días me dispuse a escribir una segunda parte. Ahora con el tiempo, he visto como otras personas han hecho un copia y pega de mi artículo (no es nuevo, también me pasó con el de la Lluvia en Valencia o Les paraules intraduïbles), o incluso han hecho un vídeo del mismo, en el que sí que me nombran, no como en otro del mismo autor que se ve que se olvidó. Normalmente no me importa que la gente se inspire en lo que escribo, he leído muchos artículos en prensa valenciana «seria» con un sospechoso parecido a mis textos, y jamás ha dicho nada al respecto. Cada cual encuentra la inspiración donde puede, y si algo de lo que escribo sirve de inspiración, pues mucho mejor.

Aquí se puede comprobar como es un copia y pega
Aquí se puede comprobar como es un copia y pega

Pero llega un punto en el que te fastidia que otros se atribuyan el mérito de tu trabajo, y más cuando no son noticias (aquí ya cada cual es libre de citar o buscar sus fuentes), son textos narrativos, y el plagio es el equivalente a publicar un capítulo de un libro de otro autor en tu propio libro. Y eso me ha pasado con los plagiadores maleducados (ya se han disculpado y han rectificado) de Valencia en tu mano, personas que han hecho una app (no la he visto), y que para promocionarla hicieron un copia y pega de mi artículo que ha llegado a más de 600.000 personas más, con una única referencia al final (sin enlace al artículo original) con mi nombre. Ha sido «su» artículo más comentado y compartido, y a partir de publicar mi texto tal cual en su Facebook, han aumentado unos 10.000 seguidores, y supongo que habrán subido enormemente sus descargas y la publicidad en sus cuentas.

En los comentarios hablan de escribir una segunda parte, ¡Cómo si la primera fuera suya!
En los comentarios hablan de escribir una segunda parte, ¡Cómo si la primera fuera suya!

No tendría mayor importancia de no ser porque esta mañana, al ver que amigos míos compartían mi artículo como si estuviera escrito por aquellos, he decidido escribirles. Con un mensaje de «ya os vale, podríais haber compartido el artículo en vez de hacer copia y pega…«. Unas personas que se han beneficiado del ingenio de otro (ese día parece ser que estuve ingenioso) lo mínimo que deberían de haber mostrado es humildad y agradecimiento, y en cambio me han contestado con una prepotencia y un desdén que me ha indignado sobremanera… Este artículo ha servido para que se disculparan públicamente y hayan rectificado, eso les honra.IMG_0898

 

No me voy a meter en temas de copyright, ni en el de los límites de Internet ni nada de eso, ni siquiera en las visitas que he perdido (lucro cesante) en mi web por culpa suya… pero si en el de la educación. Si para triunfar he de «chafar» a los demás, conmigo no cuenten; si para obtener el éxito debo de tirar de prepotencia, prefiero no conocer el éxito; y si para obtener visibilidad he de plagiar a otros, entonces mejor ser invisible. Porque que me exijan que les dé las gracias ya que 600.000 personas lo han leído de su Facebook en vez de mi web, me parece ridículo, y de una falta de educación supina; y que se despidan de mi con un «tengo cosas mejores que hacer» me resulta hiriente e insultante. Y lo peor es que esto que hace un personaje que ni conozco de Valencia en tu mano, lo hacen también psedo-profesionales de la información, que basan su éxito no ya en plagiar: sino en despreciar a los compañeros de profesión, a su trabajo y a sus fuentes.

¡¡¡ACTUALIZACIÓN!!!

Se pusieron en contacto conmigo para disculparse, y también lo han hecho de manera pública en su muro de Facebook. Yo acepto las disculpas sin ningún tipo de rencor y espero que sirva para que no vuelva a suceder. rectificación

5 comentarios

    1. Eso mismo iba a decir yo, si en tan corto espacio comente faltas de ortografía garrafales, como se va a atrever a un articulo entero…. denunciales en fb!!

  1. la firma va implícita en los contenido, quien sabe lo que lee distingue fuente y estilo…. desde mi punto de vista, poco compartido, he considerado el plagio consecuencia de la calidad… en cuatro al mal gusto, poco o nada me sorprende, un abrazo Vicent

  2. Vicent, hui en dia la originalitat la tenim molt fluixa, però la mala educació ens sobra. Jo com a mestre ho visc a diari… Has fet bé! Un abraç! I recorda, un d’aquests artícles el farem audiovisual amb ‘CineVa Producciones’ però sempre amb el teu consentiment i per descomptat, amb tu com a actor!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.