El tema de la horchata es delicado en Valencia y alrededores, no llegamos a las cuotas de pasión que alcanzamos cuando discutimos sobre paella (o arroces en general), pero casi… Así que supongo que muchos amantes de la horchata discreparán con esta selección de las mejores horchaterías de Valencia. Seguro que me dejo alguna, y alguna otra igual no tiene la calidad que tenía la última vez que la visité, pero para mí estas son las mejores horchaterías de “València i contornà”, ¿Os atrevéis con “La Ruta de la Horchata”?horchataaaa

En Valencia capital

 

Horchatería Santa Catalina. Si quieres algo clásico, un ambiente de otra época y una horchata de calidad, Santa Catalina lleva más de 100 años haciendo lo mismo, horchata, así que mala no está. Dejando de lado los precios (estar junto a la catedral se paga) el servicio es profesional y el ambiente inigualable. Si te toca llevar a unos turistas a beber horchata yo la prefiero antes que otro clásico como Fabián, que si bien supera a Santa Catalina en los buñuelos y la tarta de manzana, el servicio, la horchata y el ambiente de Santa Catalina le ganan la partida.

santa catalina

En el centro también tienes la Horchatería Collado, que es una buena opción “turística” si buscas ambiente clásico pero sin tanto trajín de gente. Sus buñuelos también son muy afamados (los cocinan en directo durante fallas para deleite de curiosos), y aunque personalmente encuentro un poco insípida su horchata, otras personas la encuentran deliciosa precisamente por ser más suave.

collado

Horchatería Dolz. Fuera de los circuitos turísticos, en pleno Blasco Ibáñez, puedes tomar una de las mejores horchatas del mundo mundial y del universo universal. En Dolz no buscas un local clásico, ni una terraza de revista de decoración, buscas horchata, y la hacen de maravilla. El trato es cercano y los helados correctos, y aunque el lugar sea como un punto de encuentro de los vecinos del barrio, si lo que quieres es beber buena horchata sin salir de la ciudad, esta es una grandísima opción.

@flankesmex

@flankesmex

Horchatería Rin. La otra opción de calidad sin salir de la ciudad. Horchata de primer nivel en pleno Benimaclet. No pienses en el local, piensa en la horchata y disfrútala, porque está deliciosa. Con un puntito dulce que la convierte en la favorita de los paladares más “golosos”, se nota todo el sabor de la chufa artesana en cada trago. Bollería y sobretodo helados también de mucha calidad.

rin

En Alboraya (aquí es difícil encontrar mala horchata)

 

Casa Daniel es la horchatería más clásica, es “El gol de Iniesta en el Mundial”, es “Lo que el viento se llevó“, es “vestirse con una camisa blanca“… Igual no fue el mejor gol, no es la mejor película, ni la camisa más original, pero siempre funciona. Allí es imposible quedar mal, y más allá de la horchata: que es muy buena pero igual no es la mejor, su variedad y su bollería si que son difícilmente superables. Buen ambiente, buena horchata, fama mundial y fartons calentitos de esos que te hacen plantearte si es posible alimentarse únicamente a base de ellos.

horchateria-daniel-2

Panach. Esta horchatería, ubicada también en plena Avenida de la horchata, tiene una de las mejores horchatas de Alboraya. Ya sé que para gustos tapicerías y cada cual tiene su favorita, pero a la hora de beber horchata, yo me decanto por Panach. También tienen buenos helados y han empezado a vender horchata en bricks de un litro en grandes superficies, sin duda mucho mejor que la insípida Chufi. Su único punto negativo es el dudoso gusto “elegante en los ochenta” en cuanto a la decoración del local, pero como no te vas a comer las columnas, para degustar horchata buena: visita Panach.

panach

Horchatería Vida. Buena horchata, buenos fartons y en este caso sí, un entorno inigualable. Si vas a ir a tomar una horchata con niños, esta es tu horchatería. Porque además de un producto de calidad, tienen una zona para que jueguen los chavales, y un pequeño huerto con animales como pavos, conejos y gallinas, que harán las delicias de los más pequeños. Incluso se pueden comprar tomates y alguna verdura de temporada que cultivan ellos mismos. Igual están un poco sobrepasados por su éxito en los momentos de máxima afluencia, pero su terraza merece mucho la pena.

foto de menudosviajeros.com

foto de menudosviajeros.com

Fuera de Alboraya

 

Horchatería Subies. La horchata de Subies en Almàssera es una locura, para muchos es la mejor de la Provincia, y aunque decir la mejor es muy atrevido, sin duda está al máximo nivel. La horchata está perfecta, ni dulce ni amarga, ni fuerte ni suave, y con el sabor potente de la chufa valenciana. Hay que probar los amparitos (la bollería en general es muy buena) y sus helados artesanales. Aunque su ubicación no es la más idílica, merece la pena el viaje.

foto de gourmetvalencia.net

foto de gourmetvalencia.net

Horchatería Joan. En Tavernes Blanques se encuentra esta discreta horchatería que sin hacer mucho ruido se ha ganado una más que merecida fama entre los horchata lovers. Además de una horchata de elaboración propia perfecta en cuanto a textura y sabor, su “Nacional”, granizado de café con helado mantecado casero, merece un capítulo a parte. Uno de esos lugares “desconocidos” para el gran público y adorado por aquellos valencianos que han tenido la suerte de conocerlo.

foto de comersinmilongas.com

foto de comersinmilongas.com

Aclaración. Hay algunas horchaterías que me han recomendado como Sariers en Valencia, Toni en Pot Saplaya, y Sequers lo Blanch o La chufera en Alboraya no las he visitado y por tanto no puedo opinar sobre ellas.

Espero vuestros comentarios, y si alguno completa la “ruta de la horchata”, que comparta su opinión en este y en cualquier otro foro. Bon profit.