RÍO TURIA VALENCIA

Comparto con vosotros el artículo ampliado que escribí para Matador el mes pasado. Son 21 conceptos o acontecimientos que los valencianos tenemos que explicar reiteradamente a quienes nos visitan. Si se os ocurre alguno más, es bienvenido.

1. ¿Esos fuegos artificiales a qué vienen?

A cualquier cosa, fiesta del barrio, de algún santo, una boda, un bautizo o incluso un divorcio, lo celebramos todo tirando petardos.

2. ¿Esta paella no lleva mejillones?

Si la quieres con mejillones y gambas has de renunciar al pollo y al conejo. La paella normal no lleva pescado, y la paella de pescado no lleva carne. Así que esas paellas que hacen en Inglaterra, Francia o Barcelona donde lo mezclan todo no son paellas valencianas, son arroz con cosas.

3. Dame un poco de agua del grifo.

Ni se te ocurra. Nuestra agua del grifo es más dura que Chuck Norris, y aunque es potable, mejor será que te alejes de ella si tienes algo de sensibilidad en el paladar. Eso sí, es la mejor agua para que quede perfecta la paella. No confundir con el agua de Valencia, un cóctel especial para turistas que combina zumo de naranja con cava y algún brebaje más.

4. ¿Dónde están las fallas?

Pues si no estás en Valencia del 15 al 19 de Marzo sólo verás algún ninot en el museo fallero. Las fallas las plantamos cinco días en las calles, las quemamos y al año siguiente fallas nuevas.

5. ¡Mido 1’90 no me llames “nano”!

Nano no tiene nada que ver con la estatura, es como si te llamo quillo, tronco, pisha o nen, una manera cariñosa que tienen los valencianos, especialmente los de la capital, de llamar a sus colegas.

6. ¿Qué es esa cosa blanca que estás bebiendo?

Se llama horchata, viene de un tubérculo llamado chufa y no lleva leche. La tomamos granizada o líquida bien fresquita, y mojamos en ella unos bollos alargados que se llaman fartons. Y no sólo es sana, además está deliciosa.

7. ¿Por qué tenéis un parque donde tenía que haber un río?

Porque la alternativa eran inundaciones constantes de un río seco o montar una zona comercial de 10 kilómetros, y se decidió tener un río de árboles que ahora está invadido por los runners.

8. ¿Ese edificio está hecho con azulejos rotos?

No están rotos, se llaman trencadís. Bueno, sí están rotos, pero quedan más bonitos así. Bueno, igual más bonitos no, pero más originales. Bueno, ya lo hacían los romanos, pero aquí lo puso de moda Calatrava y cuando no se caen es bastante molón.

9. ¿Qué es ese pan de pipas que tanto coméis?

Son rosquilletas, y es el tentempié ideal para esos momentos de hambre entre comidas. Las rosquilletas se pueden mojar en la horchata o el café, se pueden tomar solas y las hay de muchos sabores.

10. ¿Tú también te estás ciclando?

No, que se ciclen cuatro valencianos que salen en la tele no significa que todos participemos en concursos de culturismo.

11. ¿Dónde está “a fer la mà”?

Está muy lejos, y no es un sitio muy recomendable. Si te mandan allí, casi mejor que no hagas mucho caso, o te perderás.

12. Es diciembre, ¿por qué has cogido las gafas de sol?

Porque la luz valenciana es cegadora, y no da respiro ni en diciembre ni en enero. Unas gafas de sol te serán más útiles que un paraguas durante cualquier época del año.

13. ¿En serio vives en una finca?

Claro, exactamente en el segundo piso, puerta cinco. Una finca para nosotros es un edificio, no es un cortijo. Así que cuando decimos que vivimos en fincas no te imagines que vivimos en el campo entre naranjos y gallinas.

14. ¿Cómo se llama el recipiente dónde se cocina la paella?

La paella se cocina en la paella. La paellera es la señora que hace las paellas, y el paellero la barbacoa de cemento preparada para hacer paellas. Si te confunde el nombre también le puedes llamar caldero.

15. ¡Yo no soy tu cariño!

Cariño, corazón, tete, mari, bonico… Somos muy cariñosos a la hora de hablarle a la gente, no importa que seas médico, banquero o cobrador del frac, tendrás que escuchar más de una vez que te llaman de manera dulce y coloquial tus interlocutores valencianos.

16. ¿Y eso para qué sirve?

Pues en ese ponen películas, pero no son en 3D, y en aquel montaban un campeonato de tenis. Cuando llegamos a la famosa y espectacular Ciudad de las Artes y las Ciencias nos chocamos con la realidad de su uso, en el Hemisfèric ponen documentales y el Àgora de momento permanece cerrada. No parece que estemos aprovechando esos edificios millonarios.

17. Con este sol no hace falta que coja la chaqueta, ¿verdad?

Falso. El sol te va a engañar y vas a pensar que no hace frío, pero hay una cosa que se llama humedad que te cala hasta los huesos. Así que aunque salga el sol y el termómetro marque 10 grados, coge una rebequita que cuando estés a la sombra te vas a quedar helado.

18. ¿Qué es eso tan raro que te has pedido?

Se llama Brascada y es un bocata, al igual que el Chivito, el Almussafes o el Blanc i Negre, son bocadillos con nombre propio que forman parte de nuestra famosa cultura del almuerzo.

19. ¿No le pegan fuego a las gaiatas?

Tendrían más gracia, por el «esclafit» que pegarían, pero no, se desmontan. Las gaiatas son una especie de carrozas de bombillas que se construyen durante las fiestas de la Magdalena en Castellón, y que simbolizan los faroles que llevaban los primeros castellonenses. Al contrario que Las Hogueras de Alicante o las Fallas de Valencia, estas no se queman.

20. ¿Te vas a tomar chocolate derretido después de comer?

Me voy a tomar un bombón del tiempo, que es un café con leche condensada acompañado de una copa con cubitos de hielo. Ya te acostumbrarás.

21. ¿Quién es el capitán moro?

El que lo paga todo

Si no eres valenciano, y quieres convertirte en uno de nosotros, aquí tienes las instrucciones para «Convertirte en valenciano»
Si te gusta este artículo, puedes leer muchos más en el libro «DE CATEGORIA» ¡¡¡Ya la venta!!!