jaume 1

Los 10 mandamientos de los valencianos

Cuenta la historia que un murciélago se los susurró una noche de verano a Jaume I. El «conqueridor» estaba tomando la fresca a la luna de Valencia, y se había «ja fotut bona cosa de cassalles», o tal vez fuera herbero, aunque hay quien asegura que gustaba de tomar mistela, está claro que café licor no era ya que aún no se había inventado. Independientemente de cual fuera la bebida que le causaba «marejol», una «rata penada» se posó sobre su casco, y le susurró los 10 mandamientos de los valencianos. Han llegado hasta nuestros días encriptados en el «Llibre dels fets» para que nosotros sus descendientes mantengamos a rajatabla los principios fundamentales de nuestra tierra:

1. Amarás al arroz sobre todas las cosas, y venerarás a su hijo el “socarrat”.

2. Santificarás cada boda, bautizo, comunión o cualquier fiesta de guardar con una buena traca al inicio de la celebración.

3. No llamarás disfraz ni usarás el verbo disfrazarse para referirte a los trajes y vestidos tradicionales.

4. No pondrás azúcar en un zumo de naranjas valencianas.

 

5. No saldrás de casa a no ser que sea estrictamente necesario si llueve, por poco que sea, o si sopla mucho viento de poniente.

 

6. Negarás tener acento cuando hablas en castellano, aunque en el fondo sepas que algunos modismos te delatan.

 

7. No pronunciarás el apelativo de “tete” en vano, y lo reservarás sólo para familiares.

 

8. Santificarás la cultura del almuerzo, y evitarás llamar almuerzo a cualquier comida realizada después de las 12 del mediodía, en especial a los “brunch”.

 

9. Defenderás que el nombre de tu tierra no es Levante sobre todas las cosas.

 

10. No llamarás paella al arroz con cosas, ni paellera al recipiente donde se cocina la paella.

 

Adaptacíon del artículo que publiqué en Matador Network.