young-6

Si estudias, has estudiado, pretendes estudiar periodismo, o simplemente te interesa el estado de la profesión, esta carta la he escrito para ti:

Cuando acabé la carrera estaba bastante perdido. En la facultad, al menos hace 15 años, te enseñaban mucha cultura general, bastante sobre el periodismo clásico, algo de estilo y documentación, y muy poco sobre el periodismo que se avecinaba y cómo enfrentarte al futuro laboral. Con los años, y sin darme cuenta, he pasado de ser de los jóvenes a ser de los veteranos, y por el camino un montón de compañeros han ido cambiando de profesión. Ahora observo a los jóvenes periodistas repetir las pautas que todos seguimos en su día, y percibo cosas que antes no veía. Por eso quería compartir con vosotros mi visión, que sin dejar de ser un punto de vista más, tal vez os pueda ayudar a definir mejor vuestro futuro.

Vocación

A la mayoría de vosotros os gusta contar cosas y os gusta escribir, dos requisitos básicos para dedicarse a este oficio. A otros sólo os interesará la fama, el dinero, y saciar vuestros egos, aunque no reconoceréis eso en público. Y otros pocos os habéis apuntado a periodismo sin tener muy claro lo que queríais hacer.

  • Si tu vocación es contar cosas, hazlo. Radios locales, webs, blogs, colaboraciones en prensa… si quieres contar cosas: puedes, los medios están ahí. No necesitas que te llamen, has de llamar tú, y la práctica es la mejor de las escuelas.
  • Si no tienes vocación y el periodismo ha sido para ti una elección por descarte, normalmente acabarás descartado para poder ejercer esta profesión.
  • Si tu intención es la fama y el dinero, apúntate a gran hermano; Hombres, Mujeres, Bíceps y Berzas; Gandía Shore o hazte youtuber de videojuegos. Pero el 99% de periodistas no son ricos ni famosos, es más, hay más panaderos, obreros, agricultores, cocineros o taxistas ricos que periodistas. Y que tu nombre aparezca en un periódico o que tu opinión se escuche en una radio, te puede saciar el ego, pero con ego no pagas las facturas.

Esta profesión requiere muchísima dedicación. El periodista-funcionario que ficha a las 12h y sale a las 20h es cosa del pasado. Algunos hay en los medios de comunicación más antiguos, pero eso nosotros ya no lo viviremos. El periodista, por suerte o por desgracia, está las 24 horas alerta. Muchos compañeros hacen jornadas de 14 horas varias veces a la semana, otros entrenan a fútbol con el teléfono en el bolsillo por si les llaman, y otros muchos tienen ahora mejores horarios gracias a haber dejado la actualidad por menesteres menos exigentes.

young-5

Salida profesional

El principal problema de nuestra carrera es que nos capacita únicamente para ser periodistas. Una vez acabas los estudios te das cuenta de que sólo puedes aspirar a trabajar contando cosas, o en su defecto evitando que sean contadas. Muchos de los nuevos periodistas acaban de community managers, en la empresa familiar, estudiando otra carrera, o en el Mercadona. Todo muy respetable, pero pocas alternativas son las que nos quedan una vez acabada nuestra formación. Hay que tenerlo en cuenta.

Los medios tradicionales raramente contratan a gente, y la destrucción de puestos de trabajo en el sector es apabullante. Los nuevos medios tienen poca capacidad de ingresar dinero en un país con la mentalidad del “todo gratis”. Y la competencia de las redes sociales, blogs, radios online, webs específicas, y vídeos en streaming, complica que tu voz se escuche. Y lo que es aún peor, que tu voz vaya a aportar algo diferente: que tenga valor añadido.

Por ello el periodismo se convierte cada vez más en entretenimiento y no en información. No interesa que cuentes la noticia, interesa que le saques punta y busques el morbo. Contar que Bob Dylan ha ganado el Nobel de literatura ya no le sirve a los medios, ahora hay que buscar la polémica, hacer reportajes sobre premios inmerecidos, y especular sobre cualquier anécdota irrelevante de la vida de Bob Dylan. Afortunadamente también existen algunos medios que buscan profundizar en los motivos del premio y construir un debate informado sobre la naturaleza del galardón, pero son los menos.

young-3

10 Consejos

Es por todo ello que para no fracasar en el objetivo de dedicarte al periodismo yo humildemente te aconsejo lo siguiente.

  • Especialízate. Si por ejemplo te gusta el periodismo deportivo intenta destacar. Mucha gente puede hablar de fútbol, pero pocos periodistas tienen título de entrenador o han sido árbitros. Si te gusta la política, dedica tus ratos libres a analizar discursos de Kennedy, Berlusconi, Mitterrand o Adolfo Suárez. Si te gusta el arte, el cine, o la gastronomía complementa tu formación en esa dirección. Todo el mundo puede escribir sobre cualquier cosa, pero sólo las opiniones contrastadas merecen la atención del público.
  • Sal de Valencia. Hay muchas más oportunidades de trabajo en Madrid y en Barcelona que en Valencia, incluso fuera de España.
  • Tecnología. A las generaciones antiguas les puedes superar en el uso de programas de edición, retoque, vídeo… en definitiva has de ganar la partida tecnológica.
  • Es básico conocer idiomas, pero a menos que seas bilingüe es muy difícil que puedas ejercer el periodismo en otra lengua que no sea la tuya. Invierte en el valenciano (si no eres bilingüe ya) tanto o más que en el inglés, cuando vuelva RTVV las posibilidades laborales se incrementarán y necesitarás sí o sí dominarlo.
  • Busca tu estilo. Es muy complicado tener un estilo propio, si consigues ser reconocible por tu estilo, tienes mucho ganado.
  • Cuida tu imagen. Lamentablemente muchos jefes están más preocupados de cómo vistes que de cómo trabajas. En este mundo se le da mucha importancia a la imagen, hemos de convivir con ello.
  • Di basta. Tras varios meses de prácticas no remuneradas en algún medio ya sabes si hay alguna posibilidad de continuar allí, pero cobrando, o no. Si ya has aprendido lo que te podían enseñar y no ves opciones de obtener un trabajo en ese medio, busca otras prácticas. Hay que saber decir basta a la explotación que sufren los becarios, yo lo hice de un par de sitios y no tuve problema en encontrar otros lugares donde “practicar”.
  • Que te llamen por tu cara bonita es muy complicado, debéis de tener iniciativa para hacer cosas diferentes. Los contenidos son caros, si tú ofreces el contenido que te apasiona hacer (y es bueno o específico) a radios, diarios, webs, teles locales… lo “comprarán” y tendrás un espacio para publicar.
  • Invierte en Valencia. Esto no es fácil de explicar, pero has de tener en cuenta que si no tienes una base sólida de amigos de “la capital” es muy complicado abrirte paso laboralmente hablando en la ciudad. Existe en Valencia un amiguismo de compañeros de colegio, de casal o de equipo de fútbol que complica mucho la entrada de gente “de fuera” a los círculos de contratación. Otras poblaciones también disponen de medios locales, aún más castigados por la crisis, pero en Valencia ciudad hay que invertir mucho en “amistades” para entrar en los boca a boca de la gente.
  • Lee mucho. He dejado para el final uno de los consejos más importantes. Los estudiantes de periodismo, como la sociedad, están dejando de comprar diarios. En este caso es más paradójico si cabe porque muchos de vosotros, futuros periodistas, aspiráis a ser partícipes de esos periódicos que no compráis. Leer titulares en la web por sistema y no profundizar en las noticias, nos convierte en espectadores poco críticos y esa falta de crítica y profundidad nos incapacita para ejercer nuestra función social. Que no es otra que ofrecerle a la ciudadanía las herramientas necesarias para interpretar el mundo que nos rodea.

young-2

En primero de carrera me apunté a un curso llamado “Ser periodista en Valencia”. La situación de la prensa era otra, pero recuerdo que en aquello que insistía el periodista que nos daba el curso era en: “hay que saber quién es quién en Valencia: en política, cultura, deporte y en los medios”. A mí me parece ciertamente secundario en un entorno donde en cuestión de segundos averiguas vida y milagros de cualquier persona, en cambio creo que otras informaciones me hubieran sido más útiles:

– Me hubiera gustado que entonces me explicaran de la importancia que iba a tener el periodismo ciudadano.

-Que en los departamentos de comunicación de las grandes empresas y las PYMES es donde más oportunidades laborales habría.

-O el sistema de presión que ejercen muchas empresas y personas influyentes a través de subvenciones y publicidad, con el fin de controlar la información que se publica sobre ellas.

Ahora estas cosas ya las sé, y por eso las comparto con vosotros jóvenes periodistas, futuros periodistas y curiosos que habéis llegado hasta el final. Un hecho, leer toda la “noticia”, que puede parecer baladí, pero que demuestra interés en no quedarse en la superficie. Y aunque lo que he hecho yo en esta radiografía tampoco se pueda calificar como profundizar, sí que espero os pueda ser útil para dibujar mejor la realidad del periodismo actual, y os ayude a definir mejor vuestro futuro profesional. Porque ahora más que nunca, en este mundo banal del periodismo-espectáculo, periodistas críticos y con vocación como espero que seáis vosotros, son necesarios.

Pd. Espero que comentéis este carta para que juntos podamos profundizar en el análisis, y así ayudemos entre todos a que grandes periodistas no se queden por el camino.