disco“El alcoholímetro killed the discoteque”. La ruta del Bacalao o la ruta Destroy (llámenla como quieran), así como las discotecas que se encontraban en las cercanías o en la propia ciudad de Valencia han ido cerrando. El endurecimiento de las sanciones del código de circulación, el aumento de los controles y una mayor conciencia sobre los riesgos del alcohol y las drogas, han podido con ellas. Templos musicales míticos donde miles de personas de toda España acudían cada fin de semana sin excepción a “darlo” todo. Seguro que muchos tenéis recuerdos de estos lugares, así que como si se tratara de una sesión “remember”: vamos a recorrer los vestigios de aquellas discotecas que marcaron tantas juventudes.

1.- Barraca

Cumple 50 años, ya que abrió en 1965, fue la gran pionera, y sigue abierta los sábados tras pasar varios periodos de aperturas intermitentes y más de un cierre. Colaboran en la organización del Medusa Sunbeach, festival de música electrónica de Cullera. Pioneros entre las discotecas valencianas, con un sonido importado (dicen los entendidos) de Manchester, marcó el inicio de la época gloriosa de las discotecas valencianas. Ubicada junto a la Albufera, en Les Palmeretes de Sueca, sembró el germen de lo que luego fue la Ruta, y muchas fueron las que abrieron al calor del éxito de Barraca e imitaron su estilo, conocido como “Sonido Valencia” fuera, y que la gente de aquí llamaba música barraquera, lo que deja entrever su enorme influencia.

barraca

2.-Chocolate

Abierta a 200 metros de Barraca para aprovechar el tirón, primero Toni el Gitano y luego José Conca hicieron de Chocolate un templo de la música electrónica más oscura e incluso gótica. En 2008 cambió de propietario y pasó a llamarse QoQoa, pasando ahora a abrir de manera muy esporádica. Chocolate, que no era más que una fea nave industrial, cambió las reglas del juego programando conciertos a las 7 de la mañana, y poniendo de moda un estilo de club con menos menos luz y sonido más duro.

chocolate (1)

3.-Puzzle

Una de las últimas en cerrar,  Puzzle lo hizo en 2011 tras un descenso paulatino pero constante de clientes, poniendo fin al último templo de la Ruta Destroy que seguía con su actividad regular. Puzzle también ubicada en un entorno protegido a escasos 2 kilómetros de Barraca triunfaba especialmente los domingos por la mañana, tanto que llegó a cerrar a las 17h del domingo, aunque poco a poco tuvo que adecuar sus horarios a la normativa vigente. Tras su cierre se suponía que se iba a convertir en un Consum, pero problemas administrativos tienen paralizado el proyecto.puzzle

4.- Spook Factory

Mucho más cercana a Valencia, en Pinedo, recogía al principio a la gente que volvía de las 3 discotecas anteriores, además de contar con algunos jóvenes valencianos que podían desplazarse hasta allí con moto. Luego se hizo famosa también por sus sesiones de los viernes, y por sus horarios interminables (paraban la música media hora y volvían a empezar). Ahora ya no queda ningún resquicio de aquella discoteca que llegó a ser un referente, y la nueva Spook se ha centrado en estilos musicales mucho más comerciales para seguir languideciendo en sus aperturas sabatinas..

sñ

5.-Arena

Fuera de la Ruta del Bacalao había una serie de discotecas o salas que también han pasado a mejor vida. Arena fue la sala de conciertos de referencia en Valencia desde el 1983 hasta el 1999 cuando se apagaron definitivamente sus micrófonos, aunque también funcionaba como discoteca. Su primer concierto fue de Alaska y Dinarama acompañado por Almodóvar y McNamara, pero luego pasaron por allí Depeche Mode, Blur, Radiohead, Ramones, Paul Weller, Pixies, Björk, Marilyn Mason… La presión urbanística de Valencia impulsó las construcciones en Benimaclet, y los nuevos vecinos empezaron a sufrir las molestias del ruido y a empapelar el auditorio con denuncias. Así que cerró y dejó a Valencia huérfana de salas de conciertos de calidad, y a Arena en ruinas a la espera de que finalmente se construya el Consum que allí está previsto. (más sobre la historia de Arena en este enlace)

arena

6.-Distrito 10

Muchos de mis amigos valencianos de una generación anterior a la mía, hablan de Distrito 10 como la mejor discoteca que existía. Con un punto más pop-rock que las discotecas de la Ruta (sobretodo al principio) y ubicada frente a Viveros, es decir, bastante céntrica, se convirtió en la discoteca de moda en la época de los 80. Cerró en el 94, una década después de haber sido elegida la mejor discoteca de Europa. Siempre se comparó con Studio 54 y por allí pasaba toda la gente bien de Valencia sin excepción. de ahí su fama de discoteca elitista. Fueron pioneros en “patear” la calle con relaciones públicas y flyers: y también con sus espectaculares fiestas temáticas. El edificio se derruyó y ahora allí se erige un moderno centro de estudios. distrito 10

7.-Arabesco

“Me voy a Arabesco, a ver que pesco”. Con el cierre de esta bonita discoteca que triunfó en los años 90, y que más tarde se llamó Queen y Space, se acabó con la recurrente y odiosa frase. Ubicada en San Antonio de Benagéber, las denuncias vecinales y la inseguridad del local a raíz de su deterioro y nulo mantenimiento, acabaron cerrando la discoteca famosa por sus sesiones “Remember”. Una de las más bonitas por fuera con su estilo entre árabe y neoclásico. Ha sido desvalijada por dentro y el año pasado salió a subasta por 3.3 millones, aunque creo que nadie la compró, y si lo ha hecho sigue en estado de ruina.

José Cuéllar Asunción 13/11/2014 Valencia, Comunidad Valencia. Para reportaje "Antiguos templos de la musica valenciana". Arabesco

8.-Bananas

En el término del Romaní, muy cerca de Almussafes y Sollana se ubicaba este templo de cristal llamado Bananas Maxi Disco, y que cada noche iluminaba el cielo con sus cañones de luz. Abierta en el 87, cerró en 2013 por la presión política desde Sollana, y por los continuos controles de alcoholemia que hicieron que se pasara de 9000 asistentes diarios a unos pocos cientos . La discoteca más “Sálvame” de todas con invitados del famoseo televisivo, gogós en topless, concursos de Miss España y música más pachanguera. Ahora está abandonada a su suerte y sus salas, otrora petadas de pelocepillos bailando a ritmo de DJ Tete, ahora son el perfecto escenario de un capítulo barato de Walking Dead. Como se puede comprobar en este vídeo.bananas

9.-The Face

The Face, también en Pinedo, tuvo bastante repercusión en los 90 como reducto del sonido house verdadero cerca Valencia. Ubicada también en Pinedo y con una bonita terraza ibicenca, era más famosa por su aparcamiento que por sus sesiones de mákina, que según los entendidos era más parecido en calidad a Barraca. En 2008 se vendió a un empresario que la llamó Lips y que nunca pagó su adquisición, por lo que el presunto timador acabó ante el juez, y la discoteca abandonada a su suerte sirve de refugio para canes asilvestrados.the face

10.- Jardines del Real

Conocida últimamente como Betty Pop, y anteriormente como Llampua y Le Suite. Esta discoteca abierta en 1985 cerró hace no mucho para dejar el centro de la ciudad huérfano de salas con solera. Ubicada frente a Viveros, muy cerca de la antigua Distrito 10, este local etiquetado de “pijo”, era uno de los más conocidos y frecuentados por los jóvenes de la ciudad, que tras ir a Woody (también cerrada y tanto o más mítica que Jardines) se pasaban por Jardines. Ahora tapiada, las continuas denuncias vecinales, que incluso obligaron al Ayuntamiento a pagar una indemnización, han acabado por cerrar una de las discotecas más antiguas que quedaban abiertas en la ciudad, y que estaba orientada a música mucho más popera y comercial.

betty pop

ACTV, también añorada por muchos amantes del sonido electrónico más duro, es ahora Aquarela. NOD, Espiral (que también podría haber entrado en la lista final), Heaven, Bodegón, Giorgio & Enrico, El Templo, Caballito de Mar, Rockola, Apache, Penélope (antigua Chivago Rivers) y Ku Manises también cerraron hace tiempo. Ahora quedan otras en la ciudad como: SuperClub (antes La Indiana), Rumbo 144, TB Club (llamada anteriormente Pacha), Salomé (antigua Mirror o Cormorán), Le Premier (antes Salamadra), Ánimas Puerto, Mya/Umbracle, La 3, Jerusalén Club, Posada, Playgroud, la infesta y deleznable Nylon… Pero difícilmente lleguen a ser tan míticas como las anteriores, las cuales son recordadas con nostalgia por todos aquellos que pasaron allí sus fines de semana.

Espero que te haya traído buenos recuerdos este compendio discotequero, y que me cuentes: ¿Cuál era tu discoteca de cabecera? y ¿Dónde has pasado tus mejores noches?