El refranero resulta una fuente inagotable de inspiración. Tras realizar una primera selección de expresiones intraducibles del valenciano, ahora me dispongo a presentaros una nueva lista de expresiones únicas. En este caso expresiones también intraducibles en castellano en su gran mayoría, y las que sí se pueden traducir,  suenan mucho mejor en su versión valenciana que en la castellana por diferentes motivos. Vamos a explicar esas frases que nos hacen únicos.

Li diu el mort al degollat… Literalmente “le dice el muerto al degollado…”. La frase entera acaba con “qui t’ha fet eixe forat” (quien te ha hecho ese agujero). Es algo así como ver la paja en ojo ajeno y no la viga en el propio, y su versión castellana más cercana es “Le dijo la sartén al cazo… ¡Ten cuidado que me tiznas!”. Pero la fuerza visual de un muerto hablando con un “colgado” es simplemente magnifica.

confeti 2

Torcar-se el cul amb confeti. Literalmente “Limpiarse el culo con confeti”. Ya sabéis que nos gustan mucho las metáforas escatológicas, en el Manual per a insultar en valencià hay un montón, y aquí tenemos otro ejemplo. Cuando alguien es tan finolis que se limpia el culo con confeti… es muy muy muy finolis o mejor dicho “de culo fino”, y en todos los pueblos hay alguno “que es torca el cul amb confeti”.

On va la corda va el poal. Literalmente “Donde va la cuerda va el cubo”. Se aplica para esos seres que son inseparables, ya sean hermanos, primas, amigos o novios. A mi abuelo materno, en su Cuenca natal, le llamaban “cordón de fraile” por ir siempre a misa colgado del bolso de su abuela. Es la misma idea que la cuerda siguiendo al cubo “hasta el infinito y más allá”.

Qui no vulga pols, que no vaja a l’era. Literalmente “Quien no quiera polvo que no vaya a la era”. La era es “donde se trillan las mieses” dice la RAE, pero para los valencianos además es un lugar polvoriento que has de evitar si no quieres acabar lleno de polvo.

torna-li la trompa al xic

Torna-li la trompa al xic. Literalmente “Devuélvele la peonza al niño”. Mi abuela la usaba para expresar la idea de que “otra vez estáis con lo mismo” algo así como “te repites más que el ajo”. Si nos “marmolaba” (reñía) por hacer ruido, cuando volvíamos a hacerlo soltaba un “Altrà vegada fideuets” que se traduce por “Otra vez fideítos” y que venía a ser una expresión de enfado por no hacerle caso.

Jugarem a boletes. Literalmente “jugaremos a canicas”. Siguiendo con mi abuela Consuelo, esta frase era una amenaza de que o dejábamos inmediatamente lo que quisiera que estuviéramos haciendo mal o que nos atuviéramos a las consecuencias. Nunca he entendido muy bien eso de amenazar con jugar, pero oye, funcionaba.

A la taula i al llit, al primer crit. Literalmente “A la mesa y a la cama al primer chillido”. Comer y dormir son las preocupaciones básicas de la infancia, así que es importante que por lo menos en esto obedezcan. He encontrado que en castellano existe la versión (yo la desconocía) “a la mesa y a la cama, una vez se llama”, pero nosotros no llamamos, directamente vociferamos ¡Qué quede claro!

La figa li fa palmes. Literalmente “el higo se ha puesto a aplaudir”. El higo en valenciano (también en italiano) se refiere al órgano sexual femenino, también conocido en Valencia como “parrús” o “clòtxina”. Si espontáneamente “el higo” se ha puesto a aplaudir, es que algo muy feliz o pasional está a punto de sucederle.

foc o fugim

Peguem foc o fugim?. Literalmente “¿Le pegamos fuego o huimos?”. Expresión muy fallera que usamos ante una tesitura complicada. En la vida siempre tienes dos opciones, tirar “pa’lante” o huir. Normalmente esto acaba con un “agafa la mistera” (coge el mechero) porque en verdad no tienes otra que afrontar la que se te viene encima.

A bon gat li encomanes el formatge. Literalmente “A buen gato le encargas el queso”. Si le encargas queso a un gato, probablemente que te quedes sin él. Esta expresión implica una desconfianza evidente en que el “elemento” a quien se le ha encargado el recado, pueda cumplir con su cometido satisfactoriamente.

Si el pare és músic, el fill és ballaor. Literalmente. “Si el hijo es músico, el hijo es bailarín”. En castellano está lo de “de tal palo tal astilla” o “de casta la viene al galgo”. Pero no me digáis que no es mucho más bonito por su musicalidad este el refrán valenciano. Otro que a mí me han dicho es: “Fill de gat caçador de ratolins” (hijo de gato, cazador de ratones) que viene a ser la misma idea expresada de distinta manera.

La processó és llarga i el ciri molt curt. Literalmente “la procesión es muy larga y el cirio muy corto”. Así que paciencia y no quieras “quemar” todo el cirio al principio de la procesión. “La paciencia es la madre de la ciencia” puede ser un refrán con significado similar, aunque el valenciano implica además de tener paciencia, que tu ímpetu por quemarlo todo rápido te puede dejar sin “cirio”. Como en la famosa frase “arrancà de macho, para de rosí (o de burro)” que se pronuncia de normal así como la he escrito: en “churro”, porque seguramente sea una traducción directa del castellano. Y que nos indica que se ha empezado muy fuerte, pero se acaba muy flojo.

rota gambes

Menja cacaus i rota gambes. Literalmente “Come cacahuetes y eructa gambas”. Aquí somos “fardones” (de presumir) y claro lo que en castellano sería “comerse una y contar 20” en valenciano es mucho más visual. Detente un momento en el concepto de “eructar gambas” como sinónimo de exagerar… es simplemente perfecto.

Conforme vinga el fang anirem xafant. Literalmente “Conforme venga el barro, iremos pisando”. Es una maravillosa manera de explicar que nos adaptaremos a las circunstancias. Seguro que en castellano existe alguno parecido, pero no me viene a la cabeza.

Eixir del fang i caure en el tarquim. Literalmente “Salir del barro y caer en el tarquín”. El tarquín para la RAE es el “Légamo que las aguas estancadas depositan en el fondo”, vamos, la inmundicia más putrefacta del barro. El equivalente castellano es “ir de Guatemala a guatepeor” o “salir de Málaga para ir a malagón”, pero de nuevo la fuerza de la imagen de hundirse en el barro putrefacto gana por goleada.

aire

T’ha bufat o t’ha fet aire. Literalmente “Te ha soplado, o te ha hecho aire”. También se dice “t’ha tocat o t’ha fet aire” y se diga cómo se diga el uso es lo importante. Tanto como si te dan una bofetada real, como una dialéctica, el que sufre el “guantazo” se llevará además la mofa del público presente con esa expresión que reúne las 3 “ies”: irónica, intraducible e inigualable.

Bueno espero que os haya gustado esta nueva selección de frases valencianas sin igual. También podéis visitar las palabras intraducibles o cualquier otro artículo del blog ¡Y acordaros de compartir entre vuestros amigos y en las redes sociales!
Si te gusta este artículo, puedes leer muchos más en el libro “DE CATEGORIA” ¡¡¡Ya la venta!!!